viernes, septiembre 19, 2008

¿Qué pasa cuando morimos?

Este es el título del nuevo libro del Dr. Sam Parnia, un prominente experto en el estudio de las Experiencias Cercanas a la Muerte (NDE en inglés). La semana pasada Parnia y sus colegas del Human Consciousness Project anunciaron el resultado del estudio de 3 años titulado AWARE sobre la biología de las experiencias fuera del cuerpo (OBE en inglés). Esta semana la revista Time realizó una entrevista a Parnia donde él habla de los orígenes del proyecto, sus escépticos y la diferencia entre mente y cerebro, explicando:

"Si uno observa la mente, la conciencia y el cerebro, la suposición de que la mente y el cerebro son la misma cosa está bien para la mayoría de la circunstancias, porque en el 99% de las circunstancias no podemos separar la mente del cerebro; ambas funcionan igual. Pero existen ciertas circunstancias extremas, como cuando el cerebro se apaga, donde vemos que esa suposición ya no parece cierta. Así que una nueva ciencia se necesita de la misma manera que en física se necesitó la nueva ciencia de la mecánica cuántica ... Con nuestro estudio, por primera vez tenemos la tecnología para investigar esto. Para ver qué pasa al final de nuestra vida y para responder ¿hay algo que continúa?"

La entrevista completa al Dr Parnia puede leerse aquí. Nos parece encomiable que la revista Time haga reportes como estos, serios y directos, sin mezclarlo con otras cosas ¨paranormales¨, ni con los OVNI o UFO, ni con el movimiento del New Age; y sin las ironías características de los escépticos profesionales tampoco.

Desde nuestro punto de vista metafísico consideramos que los resultados de los trabajos sobre los NDE son excelentes y sin duda son una fuerte evidencia en favor de la continuidad de la conciencia como hemos mencionado en otros comentarios, pero nos parece importante notar que esta no es la única clase de evidencia y que existen otras evidencias y otras areas de investigación científica que también soportan la hipótesis de supervivencia de la conciencia después de la muerte biológica.


Problema Mente-Cuerpo

Correlación neural entre potenciales de acción y percepciones mentales

En cuanto al llamado problema mente-cuerpo, o la diferencia entre mente y cerebro (lo cual es un punto clave ya que la hipótesis de trabajo es que lo que muere es el cerebro pero la mente continúa existiendo) además de los NDE existen otras evidencias que efectivamente indican que se trata de dos fenómenos diferentes, los cuales tienen una correlación neural en condiciones normales, pero no en casos extremos como los de ausencia de materia cerebral, lucidez terminal, estados de coma o neurovegetativos, etc. donde la actividad mental persiste aun cuando el cerebro está irreversiblemente dañando. Como también lo indican los casos de autismo savant (que según recientes investigaciones también podrían tener habilidades telepáticas) o los excepcionales casos de cerebro microcefálico o hidrocefálico, donde se ha encontrado que la cantidad de materia gris cerebral no se correlaciona con la capacidad de almacenar información ni con la inteligencia.

Todos estos fenómenos sugieren que en efecto la mente y el cerebro son dos realidades distintas que se diferencian por su grado de fisicalidad o tangibilidad; siendo una, la mente, mucho menos tangible que la otra, el cerebro. Realidades que para poder ser definidas y estudiadas requieren diferentes puntos de vistas, ya que si bien el cerebro puede ser definido y estudiado objetivamente como un órgano fisiológico, para definir la mente y los estados mentales se requiere un punto de vista subjetivo. Y precisamente ese caracter subjetivo de las experiencias mentales es uno de los retos para poder científicamente estudiar la mente humana. Sin embargo ambas realidades se correlacionan en condiciones normales, pero es importante recordar que correlación no implica causación. Es decir, el hecho que existan correlaciones neurales entre el funcionamiento del crebero y los estados mentales, no implica que la mente sea un producto o un epifenónemo del cerebro. Más bien lo que indican todas las evidencias mencionadas es que la mente (conciencia) es una realidad diferente al cerebro y que de alguna forma el cerebro es el receptor de la conciencia que se manifiesta como actividad mental; pero no su productor.

Por eso el modelo normalmente utilizado para describir la correlación entre mente y cerebro es el Modelo Dualista que en esencia plantea que esta correlación es similar a la forma en que se correlacionan el software y el hardware en una computadora para correr las aplicaciones, o como se correlacionan los circuitos electrónicos y las ondas electromagnéticas para producir las imágenes de televisión. Lo cual no implica que necesariamente la mente sea un campo electromagnético (la naturaleza de la mente aún se desconoce a ciencia cierta y posiblemente tenga un origen cuántico) pero al menos es una buena analogía para entender el problema mente-cuerpo.

Para una discusión más profunda del problema mente-cuerpo recomendamos el libro Irreducible Mind de Kelly et al. Otro libro muy recomendado que aborda este tema es The Spiritual Brain de Mario Beauregard y Denyse O'Leary. También en este video el Dr. Bruce Greyson, experto en el fenómeno médico de las NDE, durante una reunión en la ONU responde en una forma clara por qué la mente y el cerebro son entidades diferentes. Adicionalmente este video presenta al Dr. Pim van Lommel, experto en casos clínicos de NDE, quien ha propuesto un nuevo paradigma donde el cerebro sería el 'receptor' de la conciencia; no el 'productor'.

Finalmente, si verdaderamente queremos responder científicamente la pregunta ¿Qué sucede con nuestra conciencia cuando morimos?, una vez aceptada la hipótesis de supervivenvia de la conciencia habría que considerar la información contenida en comunicaciones espirituales y canalizaciones que han sido compiladas y estudiadas durante los últimos 150 años, las cuales tomadas en su conjunto nos presentan una detallada descripción dada por "testigos presenciales" sobre cómo es la experiencia de pasar al 'otro lado del velo'.

Resultados del Proyecto AWARE

Nota (Octubre 2014): Los resultados del proyecto AWARE, el más amplio estudio médico de casos de NDE hasta la fecha, dirigido por el Dr Sam Parnia, han sido publicados en la revista Resuscitation.

El estudio incluye más de 2000 casos de personas que sufrieron un paro cardíaco en alguno de los 15 hospitales de Gran Bretaña, Estados Unidos y Australia que participaron en dicho estudio. El equipo de investigadores de la Universidad de Southampton encontró que cerca del 40% de los que sobreviven, gracias a las técnicas modernas de resucitación, describen experimentar alguna clase de ‘conciencia’ durante el tiempo que han estado clínicamente muertos, cuando el cerebro ya no funciona. Un hombre incluso recordó salir de su cuerpo completamente y haber observado su resucitación desde una esquina de la habitación. A pesar de haber estado ‘muerto’ por tres minutos, el hombre pudo describir en detalles las acciones de las enfermeras y los sonidos de los instrumentos. El estudio también reporta que:

• Solamente el 16% de los pacientes pudo sobrevivir el paro cardíaco. De entre los que sobrevivieron y fueron entrevistados, cerca del 10% describió haber tenido un NDE. Esto indica cuán difícil resulta estudiar científicamente los NDE y cuán singular es este fenómeno.

• NDE no es la única clase de experiencia que algunos experimentaron. También es posible para algunas personas experimentar formas de conciencia con imágenes y percepciones incompatibles con lo que se considera un NDE.

• Algunas personas experimentan un NDE verídico, es decir, que pueden percibir y luego describir su entorno como si hubieran estado fuera del cuerpo. Estos casos se añaden a una larga lista de experiencias fuera del cuerpo verídicas; es decir, casos en que la persona al resucitar trae información que se puede comprobar independientemente. Para conocer sobre otros casos de NDE verídicos ver notas del blog Experiencias Cercanas a la Muerte.

• Los casos de NDE verídicos sugieren que (a) la mente puede percibir extrasensorialmente detalles del entorno y reconstruir la escena, o (b) la mente realmente es capaz de salir del cuerpo y percibir desde una posición fuera de él –en resumen, que la conciencia NO está confinada al cerebro, lo cual soporta la hipótesis que la conciencia (la mente) continúa existiendo aun después que el cerebro y el cuerpo han muerto.

5 comentarios:

  1. Ulises, acabo de ver el documental que recomiendas en youtube. Me ha parecido muy interesante! Me ha gustado como se van encadenando y encajando las teorías, cómo se desechan y se vuelven a utilizar cuando cambia el contexto. Gracias por el link! El otro día curiosenado en tu blog me leí los "Mensajes espirituales sobre la vida póstuma" y me gustó.

    ResponderEliminar
  2. En que se sostiene la conciencia cuando ya no tenemos cuerpo físico???Me gustaría alguna respuesta a esta pregunta desde la Metafísica o la física cuántica.-Interesante blog.-Conocer cosmoglobal.-

    ResponderEliminar
  3. Según varias teoría físicas contemporáneas, cuando no tenemos cuerpo biológico, la conciencia se sostiene en el campo cuántico. Asumiendo que la conciencia, como información cuántica, necesitaría algo material para "sostenerse", lo cual quizás no sea necesario si consideramos que la Conciencia en el universo es una realidad primaria y fundamental diferente de lo que llamamos materia física.

    ResponderEliminar
  4. he tenido varias experiencias respecto a lo que menciona el dr.hasta he volado como un avion he viajado x un tunel y llegue creo que al cielo y ahi estaban mis padres bueno etec. las he sentido creo si creo

    ResponderEliminar
  5. no tengo nada que agregar

    ResponderEliminar

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.