lunes, mayo 14, 2018

Visita a la tumba de Allan Kardec en Pere-Lachaise París, Francia

Se dice que el cementerio Père-Lachaise en París es el cementerio más visitado del mundo. Es magnífico, inspirador, lleno de historia y un poco espeluznante a la vez. Es el único lugar del mundo donde puedes rendir homenaje a Frédéric Chopin, Edith Piaf, Jim Morisson, Honoré de Balzac, Jean-Baptiste Molière, Marcel Proust, Maria Calas, Oscar Wilde, Georges Bizet, los físicos y matemáticos Joseph Fourier, Augustin Fresnel, Joseph Louis Gay-Lussac y muchas otras famosas personalidades. Quizás menos conocida en Père-Lachaise, aunque no menos importante para los que conocen y aprecian su doctrina filosófica, es la tumba de Allan Kardec.

Allan Kardec (1804-1869) es el nombre de pluma utilizado por Hippolyte Leon Denizard Rivail, considerado el fundador de la Filosofía Espiritista. Nació en Lyon, Francia, en October 3 1804 y falleció en París el 31 de Marzo de 1869 a la edad de 64 años. Recibió una educación excelente en la prestigiosa Escuela de Pestalozzi en Yverdon (Suiza) y trabajó como profesor y pedagogo en la educación pública. Escribió libros de matemática y gramática. Como profesor enseñó todas las materias, especialmente las ciencias. En 1831 se casó con Amelie Gabrielle Boudet, quién también era maestra. No tuvieron hijos.

A mediados de los años 1800 en Estados Unidos y Europa el fenómeno de las llamadas 'mesas giratorias' se convirtió en una sensación que eventualmente se desarrolló en todo un movimiento bajo el nombre de Espiritualismo (en inglés, Spiritualism). Ante la insistencia de un amigo, Kardec asistió a algunas de estas sesiones y se convenció de la realidad del mundo de los espíritus al considerar que "un efecto inteligente debía tener una causa inteligente". A partir de ahí Allan Kardec dedicó su vida al estudio de las comunicaciones espirituales, para lo cual estableció la Sociedad Parisina de Estudios Psicológicos desde donde comenzó a publicar La Revue Spirite y varios libros que en su conjunto son considerados la codificación del Espiritsmo. Vale notar que la palabra Espiritismo es un neologismo introducido por Kardec en sus libros para distinguirlo del Espiritualismo. Aunque para evitar confusiones con otros usos de la palabra 'espiritismo', la filosofía de Allan Kardec también es llamada Doctrina Espírita.


Ejemplar de La Revue Spirite

Para los que quieran saber más sobre Allan Kardec existen muchas biografías que se pueden leer en la Internet, aunque no todas están libres de controversia. La primera biografía de Allan Kardec fue escrita por Henri Sausse y esta sirvió de base para otras que vinieron después. Por otro lado algunas enciclopedias religiosas, ya sean a favor o en contra de la doctrina del Espiritismo Kardeciano, cuando escriben sobre Allan Kardec se enfocan sobre todo en los aspectos religiosos de su doctrina. Sin embargo otras biografías son de carácter más informativo y al menos tratan de ser neutrales, como el caso de Wikipedia en inglés (la biografía de Wikipedia en español no es una traducción de la página en inglés); aunque a veces Wikipedia tiene sus propios problemas dado su naturaleza colaborativa y el carácter anónimo de sus editores. Además también existen síntesis biográficas que tratan de enfocarse en sus enseñanzas, como por ejemplo la página sobre Filosofía Espiritista de la Sociedad Espiritista Cubana. Y para los que busquen otros sitios de interés en París relacionados con Allan Kardec, el mapa interactivo de la Biblioteca Espírita Española seguro les resultará interesante.


Tumba Druida de Allan Kardec

Una sugerencia sobre como mejor llegar a la tumba de Allan Kardec que se encuentra en la División 44 del cementerio. El cementerio Pere-Lachaise tiene varias entradas. La entrada principal queda al sur y para llegar de ahí a la tumba se requiere caminar subiendo por una colina un tanto inclinada. Sin embargo hay otra entrada en el lado noreste, en la Rue des Rondeaux (cerca de la estación del Metro de la Avenue Gambetta) que queda más cerca de la tumba de Kardec y el camino es muy nivelado y recto por la ‘Avenue des combattants étrangers morts pour la France’ como se muestra en este mapa de Père-Lachaise (ver punto 34). El camino está rodeado por magníficas estatuas y monumentos que honran a los combatientes extranjeros muertos por Francia y por el Crematorio y Columbario (Nichos), lo que hace a esta avenida una vista totalmente admirable en sí misma. Además justo antes de la entrada hay varias florerías, lo cual resulta muy conveniente.

Dirección en la División 44

El diseño de la tumba de Allan Kardec es único en el cementerio de Pere-Lachaise y consiste en un Dolmen (monumento megalítico) que contiene un pedestal y un busto de bronce con su nombre y un título:

ALLAN KARDEC
FUNDADOR DE LA FILOSOÍA ESPIRITISTA

En el techo de piedra se puede leer el siguiente pensamiento de Allan Kardec que resume su doctrina filosófica:

NACER, MORIR, RENACER DE NUEVO Y PROGRESAR SIN CESAR, TAL ES LA LEY

En el pedestal además se puede leer el principio de ‘causa y efecto’ que Kardec utilizó como método para realizar sus investigaciones de los fenómenos psíquicos y que le permitieron llegar a la conclusión de la realidad de la vida después de la muerte y el mundo de los espíritus. Estos principios dicen:

TODO EFECTO TIENE UNA CAUSA
TODO EFECTO INTELIGENTE TIENE UNA CAUSA INTELIGENTE
EL PODER DE LA CAUSA ES PROPORCIONAL A LA MAGNITUD DEL EFECTO


Detalle mostrando el pedestal y el busto de Allan Kardec

El estilo druida de la tumba resulta muy apropiado ya que como sabemos el pseudónimo de Allan Kardec corresponde al nombre de la encarnación anterior de H.L. Rivail, quien se dice fue un monje druida galo en los tiempos de Julio César, según le reveló ‘El Espíritu de Verdad’ durante las investigaciones sobre la reencarnación y la mediumnidad.

Otra cosa que hace la tumba de Kardec singular en Pere-Lachaise es que es una de las pocas, o quizás la única, que siempre tiene flores frescas todo el año; como ofrendas que dejan sus seguidores que vienen de todo el mundo, o de personas que desean honrar su memoria o agradecer por algo.

Un aspecto sobre el trabajo de Allan Kardec, que generalmente se desconoce y por eso a veces causa confusión, es que algunas personas creen que Kardec era médium; lo cual no es cierto. Lo que ocurrió es que para Kardec poder investigar los fenómenos psíquicos de la mediumnidad y la reencarnación, y así poder compilar y correlacionar la información que incluyó en sus libros, Kardec necesitó trabajar con otras personas que eran médium, sin embargo él mismo no lo era.

Resulta curioso entonces ver algunas prácticas que ocurren alrededor de su tumba, como cuando algunas personas ponen las manos sobre el busto de Kardec, las cuales han motivado al Ayuntamiento de París a poner una nota en la parte trasera del monumento aclarando que Kardec nunca pretendió crear un culto religioso ni tampoco ser idolatrado como el profeta de alguna religión. Y por esa razón hemos querido traducir el documento en su totalidad (ver Leer más » al final) no solo por la recomendación al público o por la referencia de la Unión Espiritista Francesa, sino también por la forma interesante como ellos describen algunos puntos sobre la vida y obra de Allan Kardec.


Nota del Ayuntamiento de París
Dirección de Parques, Jardines y Áreas Verdes

Realmente hay mucho que se podría decir sobre la vida y obra de Allan Kardec, así como su influencia en otras grandes personalidades de la ciencia y la literatura francesa de la época, como el astrónomo Camille Flammarion (quien pronunció el discurso en el sepelio de Kardec), el poeta Leon Denis (considerado el Apostol del Espiritismo Francés), el investigador de los fenómenos psíquicos Gabriel Delanne, el famoso novelista y dramaturgo Victor Hugo, el fisiólogo premio Nobel en medicina Charles Richet y otras importantes personalidades en todo el mundo a través de su doctrina espírita, a veces incomprendida y hasta vilipendiada y perseguida en algunos países, desafortunadamente, pero también reconocida por muchos como una revelación universal sobre la realidad de la inmortalidad del alma.

Por eso la próxima vez que estén en París, no dejen de visitar el cementerio de Pere-Lachaise y si pueden lléguense hasta la tumba de Allan Kardec. Una oportunidad única y especial para conocer y honrar la vida de personas que han hecho aportes importantes a nuestra civilización, y quizás también para meditar y reflexionar un poco sobre las grandes preguntas de la vida.


NOTA DEL AYUNTAMIENTO DE PARÍS
(énfasis tipográfico original en negrita)
Haga clic en: Leer más »




ESTE DOLMEN ESTÁ EREGIDO SOBRE LA SEPULTURA DE

HIPPOLYTE LEON RIVAL (1804-1869)

Y

AMELIE GABRIELLE BOUDET, SU ESPOSA Y COLABORADORA



H.L.RIVAIL, profesor de varias disciplinas científicas, consagro los primeros 30 años de su vida activa a la instrucción pública. Sus trabajos en este campo han sido apreciados y premiados por la Universidad.

Fue guiado por su entrenamiento al estudio científico de las manifestaciones del mundo de los espíritus, para comparar los resultados con los de otras investigaciones en paralelo en un gran número de países y a la publicación de la célebre "REVUE SPIRITE" fundada en 1858, para luego reunirlos en una serie de textos universalmente reeditados hasta nuestros días -- definiendo una técnica de investigación, una filosofía y una doctrina así codificada.


Dedicó los últimos 15 años de su vida a esa enorme obra y a la difusión del espiritismo, del cual fue su codificador bajo el nombre conocido en todos los países, de Allan KARDEC, el del Druida que él había sido en una vida anterior y bajo el cual editó una serie de libros, de los cuales los principales son: "EL LIBRO DE LOS ESPÍRITUS", "EL LIBRO DE LOS MEDIUM", "EL EVANGELIO SEGÚN EL ESPIRITISMO", "EL CARÁCTER DE LA REVELACIÓN ESPÍRITA", etc.


Allan KARDEC ha aportado la prueba de la continuidad de la vida a estados más elevados de la personalidad, mediante el desarrollo progresivo de facultades: conciencia, memoria, conocimiento, sentimientos –gracias al paso por varios estados de progresión en el mundo material interrumpidos por un estado etéreo donde las condiciones serán como las de la vida radiante inmortal y libre en el Universo.


Un científico, positivista, capaz de deducción, inducción y generalización, caritativo, escrupulosamente honesto, tenía además el mérito de poner al descubierto la superstición y la charlatanería, esos fenómenos tan viejos como el mundo clasificados como paranormales o inusuales; dentro de la autenticidad y el origen de leyes universales.

Él siempre tuvo que defenderse enérgicamente contra los intentos de sus detractores o incluso de sus admiradores de ser tratado como un profeta o fundador de algún culto religioso.


RECOMENDACIÓN AL PÚBLICO



La tumba de Allan KARDEC ha sido reprochada por las manifestaciones de idolatría que a veces ocurren, tales como: la imposición de manos en la piedra del monumento o en el busto del Maestro, el depósito de objetos como si fuera un altar. Las personas informadas y los espiritistas consideran que estos actos pertenecen a una era pasada. Los adversarios encuentran en esto la oportunidad de oponerse al espiritismo y equipararlo similar con la magia y la brujería ...


LA UNIÓN ESPIRITISTA FRANCESA Y FRANCÓFONA afirma que estas prácticas no pueden de ninguna manera favorecer la intercesión del Espíritu al bien. Así lo explicaba el propio Allan KARDEC, y recordemos los siguientes dos extractos del libro CARÁCTER DE LA REVELACIÓN ESPÍRITA:

19 – "Ciertamente la distancia entre el espiritismo y la brujería es mayor que la que existe entre la astronomía y la astrología ... querer confundirla es demostrar que no conocemos la primera palabra."


45 – "En todo esto hicimos lo que otros pudieron haber hecho como nosotros; es por eso que jamás hemos tenido la pretensión de creernos profeta o mesías por ello."




ORACION - EL VOTO



Las ofrendas, con la condición de que ayuden a aliviar el sufrimiento y las miserias, lejos de cualquier idea de intercambio con el cielo, pueden aumentar la efectividad de la oración o el voto, dependiendo su valor --no de demostraciones o actitudes místicas-- sino de la reserva y la intensidad de la elevación del espíritu hacia Dios!


--- Fin del Texto ---


No hay comentarios.:

Publicar un comentario