meta Temas MetaFísicos la c

domingo, febrero 01, 2015

Vida después del parto

Encontré esto en un sitio en inglés que suelo leer. Al parecer se le atribuye a un poeta húngaro. Lo traduzco al español y lo comparto aquí por ser apropiado al tema de este blog.


En el vientre de una madre estaban dos gemelos. Uno le preguntó al otro: “¿Crees en la vida después del parto?”. El otro respondió: “Por supuesto. Tiene que haber algo después del parto. Tal vez estamos aquí para prepararnos en lo que vendrá luego”.

“¡Tonterías!", dijo el primero. “No hay vida después del parto. ¿Qué clase de vida sería esa?”.

El segundo dijo: “No sé, pero seguramente deberá haber más luz que aquí. Tal vez caminaremos con nuestras piernas y comeremos con nuestras bocas. Tal vez tengamos otros sentidos que ahora no podemos entender”.

El primero replicó, “Eso es absurdo. Caminar es imposible físicamente. ¿Y comer con nuestras bocas? Ridículo. El cordón umbilical provee todos los nutrientes que necesitamos. Pero el condón umbilical es tan corto que lógicamente la vida después del parto no puede ser posible”.

El segundo insistió, “Bueno, pues yo creo que tiene que haber algo y que tal vez sea diferente a como es aquí. Quizás ya no necesitemos este cordón físico”.

El primero volvió a replicar, “Tonterías. Es más, si hay vida ¿entonces por qué nadie ha regresado de allá para contarnos? El parto es el fin de la vida, y en el post parto no hay nada excepto oscuridad y silencio y olvido. El parto no nos lleva a ningún lugar”.

“Bueno, yo no sé sobre eso”, dijo el segundo, “pero ciertamente vamos a conocer a Madre y ella se ocupará de nosotros”.

El primero replicó, “¿Madre? ¿Tú realmente crees en Madre? Eso es irrisorio. ¿Si Madre existe entonces dónde está Ella ahora?”.

El segundo dijo, “Ella está en todas partes alrededor de nosotros. Estamos rodeados por Ella. Somos de Ella. Es en Ella donde vivimos. Sin Ella este mundo no existiría”.

Dijo el primero: “Bueno yo no veo a Ella, así que lógicamente Ella no existe”.

A lo cual el segundo replicó, “Algunas veces, cuando estamos en silencio y nos enfocamos y realmente escuchamos, podemos percibir la presencia de Ella, y podemos escuchar su voz amorosa, llamándonos desde arriba”.

jueves, enero 15, 2015

Murciélago en la Botica

No, esto no es un cuento sobre un murciélago que se coló en una botica. Esta es una historia sobre como mi abuelo, médico naturista y propietario de una botica a principios del siglo pasado en el pueblo de Colón, provincia de Matanzas en Cuba, lograba llevar su negocio famacéutico mientras cumplía su deber de hacer la caridad y ayudar al prójimo, como cristiano y espiritista kardeciano que era.

Siendo la botica de mi abuelo una pequeña farmacia en un pueblo pequeño, esta era visitada por personas de muy diferentes orígenes sociales; desde humildes campesinos de la zona, hasta algunos acaudalados comerciantes citadinos. Y si bien las medicinas y los servicios que se ofrecían en la botica tenían un precio justo y necesario para poder cubrir los gastos y mantener el negocio, a veces sucedía que para algunos de los más necesitados pacientes el precio regular de las medicinas resultaba elevado y hasta inaccesible quizás. Por otra parte también existían personas que aunque perfectamente podían pagar el precio regular de las medicinas, de todas formas les gustaba regatear, casi que por diversión. Mi abuelo lo sabía y se daba cuenta de la diferencia. Él solía decir que en los negocios algunas veces se gana y otras se pierde. Pero de todas formas necesitaba un método rápido y fácil para recordar el costo mínimo de las decenas de mercancías que habían en la botica y poder saber hasta dónde podía bajar el precio cuando los clientes regateaban, o cuando él decidía fiarle a alguien, o darle alguna medicina gratuitamente. Es decir, para al menos poder conocer el costo financiero de hacer la caridad.

Otra de las características de las boticas cubanas de aquellos tiempos eran sus altos armarios donde las medicinas y los ingredientes se guardaban en frascos de porcelana elegantemente diseñados, muchos de ellos importados de Francia.


Frascos de porcelana típicos de las boticas de la época

Es aquí donde entra el murciélago. Pero no el mamífero volador, sino el recurso nemotécnico basado en su nombre. La palabra MURCIELAGO es una de las pocas palabras del castellano que consiste en diez letras diferentes, incluyendo las cinco vocales, por lo cual se puede utilizar como un simple código alfabético para representar dígitos numéricos. Es decir que la M representaría el número 1, la U el 2, la R el 3, etc. hasta la O que representa el 0.

Mi abuelo utilizaba este simple código en su negocio para escribir el costo en la base de cada frasco. Para leerlo bastaba con inclinar un poco el frasco y ver su base. Y si por casualidad alguién más lo veía, pués dificilmente tendría idea qué significaban esas letras. Así por ejemplo, si en la base del frasco se leía RIO, eso significaba que el costo de la mercancía era 3 pesos con 50 centavos. Sencillo, ¿no es así?
 

En estos tiempos de computadoras y códigos de barra en todos los productos que existen en el mercado, por supuesto que ya no hacen falta tales recursos nemotécnicos. Aun así esta historia ha quedado conmigo como recuerdo de aquellos tiempos. Y me pregunto cuántas otras palabras con diez letras diferentes existen en nuestro idioma. ¿Alguien sabe?

miércoles, julio 23, 2014

Los médiums y sus guías


Continuando con el tema de la información que es posible obtener a través de médiums genuinos, aparte de las profecías y lecturas psíquicas personales, quizás la información más valiosa que tenemos es sobre cómo es la vida en el mundo de los espíritus y las leyes metafísicas que aplican tanto en el ‘otro lado del velo’ como aquí en nuestro plano terrenal. Esta información que ha sido compilada por Allan Kardec y otros investigadores psíquicos desde hace 150 años nos llega ‘por revelación’, es decir, a partir de comunicaciones dadas por fuentes fidedignas, que se consideran guías espirituales de alto nivel, por lo cual nos parece apropiado explorar las relaciones que existen entre esos médiums a través de los cuales recibimos tan valiosa información y sus guías espirituales que son la fuente de la misma. Como ejemplo citaremos una corta comunicación extraída de los archivos de un grupo kardeciano que perteneció a la Sociedad Espiritista Cubana a principios del siglo pasado. Nótese que esto fue mucho antes de que científicos contemporáneos como Ian Stevenson estudiaran el fenómeno de la reencarnación, o las investigaciones médicas alrededor de las Experiencias al Borde de la Muerte, o los experimentos de laboratorio sobre la mediumnidad mental, o las teorías cuánticas de la conciencia, etc., las cuales han venido a confirmar verdades que hasta hace poco eran conocidas solo por investigadores psíquicos y personas que se mantenían al tanto de estas cosas.

Las comunicaciones recibidas por este grupo (llamadas psicografías por los espiritistas kardecinaos) eran mensajes escritos por un médium en forma de ‘escritura automática’; durante la cual el médium puede estar en un estado de trance ligero mientras escribe la comunicación, supuestamente dictada por un espíritu guía que en ese momento lo controla psíquicamente. En este ejemplo específico la comunicación se refiere a una pregunta sobre la salud física y mental de uno de los miembros de la sociedad que también era médium, pero que parecía estar sufriendo de ‘obsesión’ causada por la influencia de espíritus poco evolucionados que se manifestaban a través de ella. Algunos miembros del grupo, preocupados porque pensaban que la médium podría llegar a volverse loca si seguía en ese estado, se preguntaban si quizás fuera mejor pedir y tratar que los espíritus problemáticos se alejaran de la médium. La comunicación da respuesta a esas preocupaciones, explicando lo que pasa en una forma que el grupo no esperaba. Además brevemente toca varios puntos relacionados con enseñanzas kardecianas, como las vidas pasadas, la reencarnación y cuándo esta ya no es necesaria. También de la comunicación es posible aprender algo sobre el rol de los guías y sobre las obras o misiones personales dadas por la Providencia.

Como advertencia, sin embargo, debemos decir que la ‘obsesión’ es uno de los peligros de la mediumnidad que han sido bien documentados y que puede ocurrir cuando las personas que son psíquicamente sensitivas se aventuran en actividades como jugar con la Tabla de Ouija u otras prácticas de necromancia, sin ningún fundamento teórico sobre el asunto y sin la debida protección de un guía espiritual elevado, ni con el apoyo de personas que conozcan bien sobre el tema, y por eso los espiritistas kardecianos estudian seriamente el fenómeno de la mediumndad antes de practicarla.

Otra cuestión que debe notarse es sobre el guía que dicta esta y otras comunicaciones recibidas en el grupo, su relación con la médium y como el grupo llega a confiar en sus consejos. Este guía había estado trabajando con los médiums del grupo desde sus inicios, por varios años, y en una ocasión ya había explicado su historia, su vida y su desencarnación, incluyendo detalles sobre como es la vida en el ‘planeta’ que ahora habita y como es que había llegado a ser Guía Espiritual, así como la existencia de otros seres aún más elevados que de alguna forma desde un nivel superior controlaban lo que él podía comunicar. Anteriormente también había dado pruebas sobre su identidad, las cuales se habían podido verificar, por lo cual su ‘energía’ o personalidad, es decir, su forma de comunicarse llena de amor filial y siempre en nombre de Dios nuestro Padre, era bien conocida por el grupo, de ahí la relación de confianza establecida; de la misma manera que se establece una relación de confianza entre personas vivas.

Hasta aquí esta introducción que esperamos sirva para mejor entender el contexto de estas comunicaciones, y quizás también ayudar a disminuir el miedo que existe sobre el fenómeno de la mediumnidad, para así permitir que las personas que tienen esta facultad puedan desarrollarla sin temor, y para que los investigadores de la metafísica y la parasicología puedan continuar su importante labor que tanta evidencia empírica puede darnos sobre la realidad de la vida después de la muerte.

TRANSCRIPCIÓN (Libreta 1 Página 85-86)

Comunicación recibida en La Habana el viernes 4 de Diciembre del 1914. 

Por el médium Caridad Castillo referente a Elara Luz Fió y Vega.

En el nombre de Dios nuestro Padre: 

Hermana, 

Esa hermana está cumpliendo y haciendo cumplir a los que la rodean. Ella es un espíritu de mucha luz y gran progreso que si la ayudaran mucha enseñanza daría a sus hermanos. Pero los pensamientos de temor y duda que la rodean la perturban en vez de esclarecerla. Su espíritu está gozoso de sus condiciones porque anhela el cumplimiento de su obra. Vino a difundir la luz y luz tiene que esparcir, aún a costa de grandes sacrificios y contra la voluntad de sus familiares, que a la tierra poco vino a buscar, solo vino a depurarse y depurar y a preparar de este modo mejor morada para mañana. 

Su estado no se puede definir porque le está permitido abandonar el cuerpo tan pronto termine su obra y por lo tanto quedarse o irse más o menos pronto es según le sea conveniente a su Guía espiritual, ser que por su luz y progreso no volverá más al planeta tierra, así que esto significa que nunca podrá llevarla a nada que no sea de gran beneficio para ella. 

Hermanos queridos, no desprecien lo grande, hagan estudios sobre este ser que todo en ella es grandioso ya que la Providencia la ha colocado entre Uds., no desprecien la oportunidad, no tergiversen los fenómenos de grandeza con creencia de ideas malvadas, no. Todo en ella es puro, grande, y guiada espiritualmente, así que no os pese nada, que para vosotros trabajáis. 

De medicina nada ordeno porque ella tiene allí todo lo que necesita tanto material como espiritual, y con respecto a lo espiritual le es más conveniente lo de ellos que lo de nosotros porque aquellos lo palpan, lo oyen, y por tanto les da más fuerza y fe, y con esta, ayudan mejor al médium curandero y al espíritu enfermo que adquiere mejores bríos para las luchas que le faltan y no se arrepienta del cumplimiento de su misión.

No teman. Ella no está loca ni lo estará tampoco, solo son transformaciones, que sufre su materia para que su espíritu pueda evolucionar conforme a sus necesidades e impulso que recibe. 

Soy José.

FOTO (Libreta 1 Página 85)


domingo, mayo 04, 2014

Los médiums y las profecías

Uno de los temas metafísicos que siempre me ha resultado intrigante es de las profecías, es decir, la aparente capacidad de algunas personas de predecir eventos en el futuro cercano o lejano, ya sean de carácter personal al estilo de las predicciones psíquicas, o dramáticas revelaciones globales al estilo de los profetas de la antigüedad. El tema es filosóficamente interesante porque se relaciona con la dicotomía entre el destino y el libre albedrío humano.

También en la Física este es un tema interesante porque la dirección del flujo del tiempo, es decir, la diferencia entre pasado, presente y futuro, se relaciona con esa contradicción que existe entre la simetría y reversibilidad del tiempo en la física cuántica (mundo subatómico) versus la irreversibilidad del tiempo a nivel de física clásica; ya que a nuestro nivel de observación macroscópica el tiempo siempre tiene una clara dirección irreversible, del pasado al futuro, de acuerdo a la Segunda Ley de la Termodinámica. A nivel cuántico, sin embargo, las leyes de la física son simétricas respecto al tiempo y tal parece que en ciertos casos es posible que el tiempo fluya ´al revés´ según sugieren los experimentos de John Wheeler (conocidos como ´delayed choice experiments´ en inglés) donde causa y efecto parecen invertir sus roles, ya que decisiones tomadas en el futuro afectarían el resultado de mediciones en el pasado; lo cual soporta la hipótesis del llamado Participatory Universe y explica el fenómeno psíquico de la precognición, donde alguna información sobre los estados físicos futuros se filtra al presente.

No obstante, siempre he preferido abordar estos temas metafísicos basándome en experiencias empíricas, más que en debates de carácter filosófico o religioso, y por eso he querido contar esta historia personal que de cierta forma sería la continuación de una historia anterior sobre los médiums y la lotería.

Me crié en una familia católica donde también se estudiaba y practicaba la filosofía de Allan Kardec, comúnmente conocida como Espiritismo Kardeciano o Kardecismo. Gracias a esto en mi casa a veces se reunían personas que eran médiums, es decir, personas con excepcionales facultades psíquicas que les permitían bajo ciertas condiciones servir como medio o canal de comunicación con entidades del mundo espiritual, ya sean espíritus familiares o personas fallecidas, o guías espirituales avanzados, o quizás hasta con ángeles u otros seres espirituales superiores, según se cree en el Kardecismo.

Dentro de esa práctica Kardeciana existía la tradición de hacer reuniones de mediumnidad alrededor de la Navidad donde, si las condiciones eran propicias, se esperaba recibir algunas profecías para el siguiente año, las cuales luego se compartían entre familares y personas interesadas en el tema. Recuerdo que mi padre, quien normalmente era muy escéptico del valor de esas profecías, no parecía muy interesado en participar en esas reuniones porque argumentaba (con razón) que la mayoría de esas profecías eran ambiguas, o demasiado generales como para poder decir que realmente se estaba prediciendo algo nuevo que no fuera de conocimiento común, sobre todo cuando las profecías eran sobre guerras o cataclismos naturales (que siempre han ocurrido y ocurren) o simplemente porque para nosotros resultaría casi imposible encontrar la información que pudiera verificar o falsificar la profecía si se trataba sobre algún evento en otro país, ya que en esos tiempos Cuba se encontraba prácticamente aislada del mundo desde el punto de vista informático. Esto fue así cada año hasta que se dieron las profecías de 1967.

El día que se hizo la reunión a finales de 1966 habían cuatro personas sentadas alrededor de la mesa en el comedor de nuestra casa: mi madre, mi padre, mi tío Rodolfito de quien he hablado otras veces y que estaba de visita ese día, y yo que aunque niño ya tenía la suficiente madurez para entender qué se estaba haciendo allí. Fue mi padre quien en un momento le preguntó a Rodolfito si él creía que esta vez podría recibir 'algo bueno'. Rodolfito, que era reconocido como médium psicógrafo o de escritura automática, dijo que con gusto trataría. Mi padre le dio una pluma y una hoja de papel. Rodolfito entonces cerró los ojos, hizo un breve ejercicio de respiración para propiciar la relajación física y mental, para luego caer en un estado de trance ligero, como era normal para él, comenzando entonces a escribir fluidamente una comunicación de dos páginas titulada ´Profecías para el 1967´. Lo sorprendente en este caso fue el carácter tan específico que tenían varias de las profecías, al punto de captar la atención de mi padre y por primera vez motivarlo a la tarea de tratar de comprobar su cumplimiento siguiendo las noticias internacionales que se podían escuchar en la radio de onda corta y en los diarios que se publicaban entonces; tarea que duró todo el siguiente año.

Otro aspecto que hacían estas profecías diferentes, con relación a otras recibidas en años anteriores por el propio Rodolfito, era la firma del comunicador y la ´energía´ de la comunicación. El firmante de la comunicación en este caso se representaba como "el hermano espiritual del gran poder de Jesucristo", lo cual era significativo porque las comunicaciones de Rodolfito nunca antes habían sido firmadas por alguien que dijera estar directamente relacionado con Jesucristo. Es decir, que aunque casi siempre en las comunicaciones se mencionaba a Dios, el Padre Todopoderoso, el Omnipotente, o la Providencia, en el texto de la comunicación, nunca antes en la firma se había mencionado a Jesucristo ni alguna otra figura religiosa importante. La firma por supuesto no demuestra nada por sí sola, ya que resulta imposible comprobar la autenticidad de la misma, a no ser que se pudiera someter a la fuente firmante a algún tipo de interrogatorio para determinar su identidad (lo cual a veces se ha hecho y se hace, de ahí el consejo en la primera epístola de Juan en el Nuevo Testamento sobre ´probad los espíritus si son de Dios´) pero los Espiritistas Kardecianos saben muy bien lo impráctico de semejante tarea y la posibilidad real que existe de ser engañados al tomar la firma de un documento como cierta sin más verificación, por eso se le presta más atención al contenido y al carácter de la comunicación que a su firma. No obstante, el punto es que en el caso de Rodolfito esta firma era algo singular y notable.

Por otra parte la ´energía´ de la comunicación se refiere a lo que el médium siente mientras recibe la comunicación y la impresión que ésta deja en el médium cuando termina. Según explican los médiums, estas energías se pueden sentir muy diferentemente, desde ´muy bajas energías´ que drenan al médium de la suya y le pueden causar serios problemas de salud física o mental (por lo cual los Espiritistas Kardecinaos tienen reglas muy estrictas sobre la práctica de la mediumnidad y el entrenamiento de los mediums) hasta ´muy altas energías´ que pueden producir un estado como de éxtasis místico o religioso en el médium. Por eso siempre se acostumbraba a preguntarle al médium qué sintió durante la comunicación. En este caso cuando se le preguntó a Rodolfito él dijo que sintió como que venía de un espíritu muy elevado. Y eso también era algo singular y notable en su caso.

De entre todas las profecías que se dieron en un total de 17 párrafos [ver fotocopia y transcripción al final de esta página] hubo una que capturó la atención de todos lo que las leyeron en ese momento y más tarde. La profecía en cuestión decía así:


  • Pérdida de dos o tres astronautas por pérdida del conocimiento o asfixia.


La razón que esta profecía en particular fuera tan intrigante no es difícil de entender. Se trataba de los inicios de las exploraciones espaciales, una nueva y fascinante fase en la historia de la humanidad, y en aquellos tiempos de guerra fría había una fuerte competencia entre rusos y americanos alrededor de la conquista del espacio. También resultaba curioso que la profecía no precisara si se trataba de dos o tres personas, ni tampoco mencionara el país donde ocurriría. Quizás por eso algunos al leerla se preguntaban si la profecía se refería a los rusos o los americanos, y recuerdo que alguien que conocía del tema dijo que debía ser sobre los americanos porque se hablaba de ‘astronautas’, no de ´cosmonautas´ que es como se les llamaba a los exploradores rusos del espacio.

Desafortunadamente así fue. La profecía se cumplió en Enero 27 de 1967 durante una prueba de lanzamiento en preparación de la misión Apolo 1. Los astronautas que fallecieron fueron Gus Grissom, Edward White II y Roger Chaffee. Lo que ocurrió según explicó la NASA fue lo siguiente: Durante la secuencia de lanzamiento la cabina se llenó con oxígeno puro como parte del sistema de control de ambiente. Una chispa causada por una falla eléctrica inició un incendio en la cabina. El fuego rápidamente se extendió en la atmósfera de oxígeno puro, sofocando a los tres miembros de la tripulación por inhalación del humo. Luego del accidente la plataforma de lanzamiento fue renombrada en honor a la tripulación. El análisis post mortem llevó a un rediseño total de la cabina y la reingeniería de los procesos de manufactura y lanzamiento, lo cual permitió el éxito de las futuras misiones Apolo, las cuales eventualmente llevaron los primeros hombres a la luna durante la misión del Apolo 11 en el año 1969.

Por otra parte es interesante que no todas las profecías se cumplieron. Por ejemplo, una de las más dramáticas profecías en la comunicación decía:


  • Se formará una guerra China Soviética y morirán millones de seres entre ambas por varios años cambiando el sistema.


Esto no ocurrió, obviamente. Por lo que uno se pregunta, si en verdad la fuente de la comunicación es tan elevada y puede ver eventos futuros con tanta precisión, como la pérdida de los astronautas por asfixia, cómo entonces se equivoca en un evento de tal magnitud como sería una guerra entre dos potencias militares. Quizás sea porque como la propia comunicación al final explica habría que esperar por "el gran Omnipotente que será el que dé el veredicto". O quizás porque el comunicador, aun siendo un ser espiritual muy elevado, solo podía ver probabilidades que físicamente no se realizarían hasta que se hiciera la correspondiente ‘medición conciente’ según las interpretaciones de la mecánica cuántica. O quizás porque en efecto los seres humanos de la tierra tenemos libre albedrío para evitar guerras y mucho más. En cualquier caso esto siempre me ha dado esperanza. Saber que nuestro destino no está totalmente ´escrito en piedra´ y realmente podemos decidir sobre nuestro propio futuro.

FOTOCOPIA (haga clic en la foto para ampliarla):



TRANSCRIPCIÓN:

PROFECIAS PARA EL 1967

Buenas noches hermano para todos los seres de la tierra.

Lanzando una vista ante el panorama del mundo voy a dictarte algunos detalles del mismo, o sea cosas que vemos para algunas profecías del año 1967.

Terminará la guerra en Asia o tendrán un arreglo condicional.

África, seguirán luchando por otras guerras por ayuda de otras potencias.

Europa, morirá un gran jefe de las causas de las injusticias.

Se formará una guerra China Soviética y morirán millones de seres entre ambas por varios años cambiando el  sistema.

Muerte de un presidente, muerte de otro gobernante en Egipto, muerte de otro diplomático en Rusia, muerte de otro argelino gobernante.

América, grandes evoluciones en la misma, muerte de un arzobispo, muerte de varios senadores, 1 representante,  1 presidente.

Pérdida de dos o tres astronautas por pérdida del conocimiento o asfixia.

Caída de una de las más crueles y malvadas dictaduras y nuevos cambios y evoluciones en el país.

Descarrilamiento de un tren de pasajeros con grandes pérdida de vida.

Ciclones con grandes intensidades en la Antillas menores.

Un nuevo invento de un cubano.

En Francia también morirá un alto dirigente.

América, destrucción parcial por un incendio de una población por causas dinamitadas.

Pérdida de dos barcos en el mar o Golfo de México.

Inglaterra, pérdida de dos aviones y muerte de pasajeros.

Hasta aquí algunos de los sucesos de más importancia que vemos según la visión espiritual.

También algunos temblores de tierra o terremotos, etc.

Esto como es natural puede haber algo más o menos, pero es tomado del panorama del mundo.

No queda más remedio que creer en el gran Omnipotente que será el que dé el veredicto.

Este tema ha sido tomado de los problemas que se relacionan con las evoluciones espirituales del mundo, unos  nacen y otros mueren o se transforman para seguir la marcha del infinito, pero con todo esto le deseamos a todos muchas luces espirituales con tranquilidades materiales. Pues son cosas que serán necesarias para las leyes de Dios y tenían que presentarse para sus evoluciones.

Me voy a ir retirando en el nombre del Padre Todopoderoso y en el mío mismo.

Soy el hermano espiritual del gran poder de Jesucristo. Amén.

domingo, marzo 01, 2009

Chiste Metafísico

¿Cuántos metafísicos hacen falta para cambiar un bombillo?

Uno solo, pero el bombillo tiene que querer ser cambiado.


Este esotérico chiste que me contó un amigo estudiante de metafísica me hizo reflexionar sobre los conceptos de intención, voluntad y libre albedrío; sea del objeto físico clásico ¨bombillo¨ o del ser humano que concientemente interactúa con él.

¿Existe el libre albedrío o está nuestro comportamiento predestinado por causas ajenas a nuestra voluntad?

Por supuesto en este breve comentario no vamos a intentar dar respuesta a esas perennes preguntas de la filosofía que van a la esencia del sentido de la vida y que los humanos, como ¨animales metafísicos¨ que somos, nos hemos estado haciendo desde que desarrollamos la capacidad de razonar. Pero sí quisiéramos sugerir algo al respecto. Quizás la dificultad que tenemos para encontrar las respuestas que buscamos estriba en que no estamos haciendo las preguntas metafísicas correctas.


Platón y Aristóteles, pioneros de la Metafísica

Quizás en vez de preguntarnos el por qué, o el quién, o el cuál de algo como el libre albedrío (por qué lo tenemos, o Quién nos lo dió, o cuál es el propósito de que exista), mejor deberíamos preguntarnos el cómo y el cuánto, es decir, cómo funciona el libre albedrío y cuánto de el realmente tenemos los humanos; como especie y como individuos que nacemos dentro de ciertas circunstancias específicas, como son las condiciones biológicas y económicas de nuestro desarrollo, o las limitaciones propias de nuestro sistema de creencias y nuestra herencia cultural; ya que según indican algunos experimentos recientes en psicología, es posible que la cantidad de libre albedrío que tenemos en un momento dado dependa en primer lugar de cuánto creamos que lo tenemos. Es decir, que el libre albedrío podría resultar ser algo así como un efecto cuántico que, al igual que sucede con las partículas subatómicas, solo se manifiesta en nuestra realidad física cuando lo experimentamos directamente, o sea, cuando en efecto lo medimos cuánticamente al hacernos concientes de él.

El cómo y el cuánto además tienen la ventaja de ser preguntas que se pueden responder a través de la ciencia, utilizando el mismo método científico que tanto éxito ha tenido para responder otras preguntas difíciles sobre la física y el mundo natural en general.

Aunque para estudiar científicamente algo tan intangible y subjetivo como el libre albedrio se necesite cuantificar ciertas categorías hasta ahora consideradas filosóficas-religiosas, como el karma; o tratar de encontrar esa elusiva partícula que llaman karmón; la teorizada partícula elemental que según el Jainismo interactuaría con la conciencia para producir el karma.

Para entonces poder acometer el estudio de los complejos procesos naturales que fundamentan la Ley Universal de Causa y Efecto, y que en la práctica social justifican esa conocida Regla de Oro de la moral que, según los evangelistas Mateo y Lucas, nos enseñó el Maestro diciendo: "Traten a los demás como les gustaría que los demás los traten a ustedes".

En fin, que quizás sería bueno tener laboratorios de metafísica como el de la caricatura adjunta, donde se pudieran hacer "experimentos" para descifrar esos grandes misterios de la vida. ¿O será que ya tenemos ese laboratorio y se llama Planeta Tierra?